Contenido

Blog de montaña dirigido a todo tipo de público. Escalar una montaña de más de 7.000-8.000 m., cómo se organiza y desarrolla, qué sienten los alpinistas...

Translate

jueves, 20 de septiembre de 2018

viernes, 24 de agosto de 2018

RELATO DE CARLOS PARTE 2

Hola a todos de nuevo:

Después de mi descenso desde el Campo II del Broad hasta el Campo Base me toca poner las ideas en orden y decidir cuales serán mis movimientos en los próximos días.

Todos los demás lo tienen claro. Sergi irá seguro hacia el K2. Lluis no puede hacer nada debido a su congelación, solo puede esperar a que la expedición acabe para ser evacuado en helicóptero. El checo Jan volverá a intentar el Broad y el iraní Hamid decide regresar a su casa.
Con Hamid en Broad Peak
Yo no tengo las cosas muy claras. Por un lado quiero intentar el K2, pero por otro, las sensaciones recibidas en el intento al Broad no me ayudan en ese sentido. No me encuentro bien, no tengo ganas de nada, ni de comer, ni de seguir sufriendo en otro intento a otra montaña todavía más difícil. Además, el no tener porter de altura tampoco juega a mi favor.

Subiendo a C1 de Broad Peak
Durante estos días de descanso reclamo a Manzoor otro porter de altura. Rápidamente me llama por el teléfono vía satélite para decirme que me manda un nuevo porter de altura y me indica el coste que yo tendría que pagar. No estoy de acuerdo y se lo hago saber. No tengo que pagar nada ya que sería una sustitución del que ya contraté en su momento. Al final el asunto se arregla. Me dice que el porter llegará en dos días al Campo Base.

Esta noticia me anima y me vuelve a dar la oportunidad de intentar el K2.

Pero algo importante va a suceder y va a afectar a mi decisión. El día 19 de julio recibimos nuevos partes meteorológicos en los que dan como días buenos el 21 y 22 y durante los siguientes días el tiempo empeorará. En el Campo Base del K2 las empresas "Seven Summits" y "Madison" ya han fijado sus días de cumbre. La primera lo intentará el 21 y la segunda el 22.

Sergi decide adelantar su salida para aprovechar el buen tiempo, sin apenas descansar tras hacer cumbre en el Broad. Su plan:
  • el día 20 salir de madrugada desde el Campo Base del Broad y llegar al Campo 2 del K2 (aprox. 1.600 m de desnivel, unos 6.400 m de altitud), 
  • al día siguiente (21) llegar al Campo 3 (7.300 m), 
  • el día 22 llegar a Campo 4 (7.800) y
  • esa misma noche salir hacia la cima para llegar en la madrugada del 23 e intentar descender lo máximo posible antes de que llegue el mal tiempo a la montaña. 
El plan es ambicioso pero si no lo intenta ahora seguramente no tenga más oportunidades en esta temporada.

Como decía antes esta decisión influye en mis planes. En principio íbamos a salir dos días más tarde para que diera tiempo a la llegada de mi porter y porque la meteo era propicia para esas fechas. Al adelantar la salida solo tengo dos opciones: o me voy con él y su porter o renuncio al K2.

Analizo mi situación. Por un lado no puedo ir con Sergi porque lleva un ritmo muy diferente al mío. Él es mucho más rápido y si fuera con él iría siempre muy retrasado o le obligaría a que me fuera esperando poniendo en peligro su intento. Por el otro, todavía no me encuentro del todo recuperado de mis molestias, aunque he mejorado bastante y mi porter todavía no ha llegado. Por lo tanto, lo único que puedo hacer es desear a Sergi la mejor de las suertes y quedarme en el base con Lluis.

El día 20 sale Sergi hacia el K2 y Jan (que también ha adelantado sus planes) hacia el Broad.



A mí me toca quedarme de "doctor" para cuidar la congelación de Lluis.

Hablo con Victoria por teléfono y le cuento los cambios de última hora y mi decisión de no intentar el K2. No le ha gustado nada y me cae una bronca bastante fuerte que una vez terminada la conversación me deja con muy mal sabor de boca. Tengo la sensación de que he fallado a mucha gente que confiaba en mí y sobre todo a Victoria que siempre me ha apoyado en todos mis proyectos y ahora que se encuentra en una situación difícil (por cuestiones de salud) no soy capaz de darle la alegría que esperaba. Sé que la bronca no es por no hacer la cumbre del Broad o del K2, ella quiere remover mis sentimientos y motivarme, hacer que vuelva a tener ilusión y que vaya al K2 aunque solo sea para pisar sus laderas. Siempre duermo bien y ese día no fue una excepción, pero debo reconocer que tardé unas cuantas horas en coger el sueño pensando en todos estos últimos acontecimientos.

K2 (8.611 m)
La mañana del día 21 me levanto muy animado. He decidido que cuando llegue mi porter iré al K2. No con la intención de hacer cumbre pero sí con la de encontrarme con Sergi en su descenso de la montaña. Si puedo llegaré hasta Campo 2. Comunico mi decisión a Victoria y escucho un ¡yujuuu! de alegría.

Ese día un grupo de 10 alpinistas y varios sherpas y HAPS hacen cumbre en el K2, siendo las primeras cumbres de la temporada en esa montaña.

Por su parte Sergi continua con su plan y llega a Campo 3.

Camino al CB K2
Broad Peak desde el camino a K2

A las cinco de la mañana del día 22 salgo junto con mi porter desde el Campo Base del Broad con la intención de llegar hasta el Campo 1 del K2. Al llegar al Base del K2 me encuentro con Pharman un cocinero que tuve en el año 2013 en mi expedición al Gasherbrum II. Nos alegramos mutuamente por el encuentro, me invita a un té y seguimos dirección al Campo Base Avanzado (ABC).

Con Pharman en el CB K2, detrás el impresionante K2 con nubes sobre 7.000 m y cumbre despejada.
K2 desde el CB
El camino hasta el ABC (5.300 m) no salva un gran desnivel pero se hace pesado. Hace mucho calor y hay que progresar por un glaciar muy roto. Es como buscar el camino dentro de un laberinto. Tras unas dos horas y media llegamos al ABC. Mientras descansamos un poco antes de continuar con la subida vemos que los alpinistas que hicieron cumbre el día anterior están bajando. Van muy cansados y en el descenso desde el Campo 2 al ABC van cayendo muchas piedras de diferentes tamaños poniendo en peligro el ascenso planeado por nuestra parte. Al final decidimos quedarnos a dormir en el ABC y volver a intentar subir al día siguiente.




Camino al ABC del K2

Aprovecho para comunicar con Sergi que ha llegado al Campo 4 y se prepara para salir esa misma noche hacia cumbre. Tras unas palabras de ánimo la comunicación se corta y ya no volvería a tener noticias de él hasta dos días después.

También Jan sale esa misma noche para la cumbre del Broad.

Mientras, otro grupo de alpinistas logran pisar la cumbre del K2.

K2 de camino al ABC

Cumbre norte del Broad Peak desde el ABC del K2

El día 23 tampoco podemos subir al Campo 1 por los mismos motivos que el día anterior, están bajando los que hicieron cumbre el 22 y el riesgo de tener un accidente debido a la caída de piedras es muy real. Esto me entristece porque no he podido subir a ninguno de los campos de altura del K2, pero creo que la decisión aunque triste fue acertada.



ABC del K2, por arriba todo cubierto de nubes

Como no tiene sentido que continue en el ABC bajamos hasta el Campo Base del K2 donde pasamos varias horas visitando a otras expediciones. Por la tarde regreso al Base del Broad bajo una suave lluvia que hace que llegue como una "sopa".

En el base me informan de que Sergi ha hecho cumbre en el K2 con mal tiempo y que ha comenzado el descenso pero no sabemos más. Miro hacia la montaña y se encuentra casi totalmente cubierta por las nubes. Espero que el descenso se realice sin problemas. Jan ha logrado la cumbre del Broad y ya está en el base.

Cumbre de Sergi Mingote en K2

K2 2018: Cuello de botella, iniciando la travesía
(FOTO INEDITA: Cortesía de Sergi Mingote)

Jan Matiášek en la cumbre del Broad Peak

Durante toda la mañana del día 24 estamos esperando alguna noticia sobre Sergi, pero nadie sabe nada. Conforme pasa el tiempo empezamos a preocuparnos, creemos que simplemente le han fallado las comunicaciones pero el tiempo es muy malo y realmente no tenemos la certeza de que esté bajando. Nos vamos poniendo nerviosos y finalmente nuestro cocinero, porters, Lluis y Jan deciden acercarse al Base del K2 con el fin de ver si desde allí pueden conseguir alguna noticia sobre Sergi y su porteador de los alpinistas que están bajando. Yo decido quedarme por si comunican algo por las emisoras. Sobre las 15:30 h me informan que Sergi por fin ha llegado al Base del K2. Por la tarde regresan todos al Base del Broad acompañando a Sergi y a su porter Alí.

Abrazos de felicitación y de alegría por su regreso.  ¡Hoy, por varios motivos, nos espera una cena especial!
  1. los éxitos de Sergi y de Jan
  2. la buena recuperación del dedo de Lluis y
  3. la tranquilidad de haber terminado la expedición sin graves percances.
Ya solo nos falta esperar al helicóptero y salir de este campo de hielo y piedras en el que hemos estado más de un mes.

Recogida del helicóptero en CB
Tras las gestiones realizadas para la evacuación en helicóptero todo parece indicar que el día 26 será el día del vuelo de regreso. Estoy ilusionado con este vuelo porque además de ahorrarnos tres días de dura caminata y otro de todoterreno nos va a permitir ver desde el aire el glaciar del Baltoro y las montañas de alrededor. Pero como siempre en estas expediciones no todo sale como se planea en principio y al final tuvimos que esperar hasta el día 29 para, por fin, volar de regreso a Skardu.

Despegando del Campo Base

Mitre Peak, 6.010 m, saliendo de Concordia

Catedrales de la Tierra, Glaciar del Baltoro

Final del Glaciar del Baltoro 

 Shigar Valley , en la región de Gilgit-Baltistan (Áreas del Norte)

Me gustaría finalizar mi relato haciendo un breve balance sobre lo que ha significado para mi esta expedición, no solo como alpinista, también en lo personal.

No soy aficionado a la tauromaquia pero voy a utilizar dos expresiones muy gráficas en relación con ésta.

 A TORO PASADO 

En referencia a "algo que debió hacerse cuando hubo oportunidad y no se hizo y que suele llevar un sentimiento de arrepentimiento por no haber hecho las cosas en su momento".

A toro pasado se ve todo muy claro, o al menos, más claro.  Hoy, a poco de cumplirse un mes desde mi regreso y después de rememorar repetidamente las experiencias vividas durante la expedición, analizando lo que hice, lo que no hice, lo que hicieron los demás... es fácil decir que quizás debiera haber actuado de otra forma.

Realmente tampoco sé si esto habría cambiado algo pero debo reconocer, como ya dije, que pequé de exceso de confianza. Nunca había tenido problemas físicos ni de motivación y espero no volver a tenerlos, pero este año ha sido un año atípico para mi familia y quizás me emocioné cuando hablé con Sergi y me dejé llevar sin pensarlo demasiado, necesitaba que nos pasara algo bueno pero yo no estaba como suelo estar.

Lo que tengo claro es que de toda experiencia, buena o mala, se aprende algo y esta no va a ser una excepción. Quizás para muchos no conseguir cumbre sea un fracaso, no es ese mi caso, soy una persona optimista, prefiero ver el vaso medio lleno y valorar las cosas en su conjunto, no solo por su resultado; algo bueno tiene que tener no depender de los "grandes patrocinadores" que te EXIGEN resultados, aunque en alpinismo los resultados te pueden costar la vida.

Para mí la expedición en su conjunto ha sido un éxito porque uno de sus miembros logró alcanzar las dos cumbres. Desgraciadamente en muchas otras ocasiones me ha tocado escalar solo, pero soy hombre de equipo y si voy en equipo "juego" en equipo. Sinceramente creo que no ha habido "luchas de egos", el éxito sin duda es de Sergi, pero todos le apoyamos y nos alegramos con él, ha sido un muy buen trabajo de equipo.

Además una expedición de este tipo es algo más que una cumbre... Los preparativos, el viaje, el conocer otras culturas, la convivencia en situaciones extremas, el aprender a valorar lo que tenemos, encontrarse con viejos amigos y conocer otros nuevos... todo forma parte de este juego y eso hace que estas expediciones sean "excitantes e interesantes"... Cuando sales no sabes como va a ir, muy bien o a veces es un desastre, ésta os garantizo que ha sido de las mejores que he hecho en mi vida en este sentido.


LOS TOROS SE VEN MEJOR DESDE LA BARRERA

O lo que es lo mismo, "resulta fácil juzgar o criticar a algo o a alguien cuando el que lo hace no se juega nada o está en una posición exenta de riesgo".

Afortunadamente, y de eso tengo que enorgullecerme, los que seguís este blog no habéis escrito ni un solo mensaje que crea que deba contestar, aclarar y mucho menos censurar. Más bien al contrario, son todos mensajes de aliento, afecto, admiración por lo que estaba haciendo, comprensión en las horas bajas y de "descubrimiento" de un deporte desconocido lo que es nuestro objetivo al hacer este blog;  os lo agradezco.

Sí he visto en algunos medios mensajes cuanto menos inapropiados (los menos afortunadamente) referentes a la actividad de Sergi, pero todos sabemos que los toros se ven mejor desde la barrera. No voy a entrar en esto porque me duele, es mi amigo. Pero además es que lo que ha hecho creo que es incuestionable, solo 6 personas más en el mundo desde que se tienen registros lo han conseguido y él es quien lo lo ha hecho en menos tiempo (aunque esto me importa poco y creo que a Sergi tampoco; no estaba planificado, simplemente se dio la oportunidad y la aprovechó). No creo que haga falta decir nada más.

Y por último, en cuanto a mí, ¿que quizá tenía que haber arriesgado más?, ¿que he estado muy conservador?, ¿que el cuerpo no iba bien del todo y la cabeza me jugaba malas pasadas? ¿que mi cabeza estaba hecha un lío y pensaba demasiado en lo que tenía en casa? (Victoria, no te lo digo casi nunca pero sabes lo que siento por ti, eres mi compañera), pues sí, ahora lo sé. Pero a pesar de todo no me rendí.

También es cierto que si me rindo mas vale que me quede a vivir allí porque Victoria me obliga a repetir!!! 😂😂😂

¿Que debería haberme quedado en mi casa? 
¿y perderme todo lo que ha pasado?
¡¡¡NOOOO!!!!

Esta expedición ha supuesto un punto de inflexión en nuestra vida, yo he vuelto con las pilas puestas, Victoria no solo "ha sobrevivido" a dos meses sola (aunque ha sido duro para ella), se ha demostrado que es bastante autosuficiente y lo será más. Ella se está poniendo las pilas también y no sabéis la caña que me está dando y los planes que me ha propuesto, no sé si se realizarán o no pero... ¿y lo bien que lo pasamos mientras soñamos?

Ahora sí, me despido de vosotros, no habrá más entradas en el blog hasta que emprenda una nueva aventura que espero sea en un futuro no muy lejano...




Somos un equipo que, antes o después, volverá a estar al 100% (o casi)

 Carlos Garranzo


FIN DE LA EXPEDICION BROAD PEAK - K2 2018.
Seguiremos actualizando Facebook y Twitter con aquellas cosas que nos interesan.

sábado, 18 de agosto de 2018

PARA TERMINAR... RELATO DE CARLOS PARTE 1


Hola amigos!

Como en anteriores ocasiones voy a intentar relataros la aventura vivida este verano en Pakistán.

Un resumen rápido de la expedición de este año podría ser el siguiente:
  •  6 días de viaje
  •  3 días en Islamabad
  •  6 días en Skardu
  •  6 días de trekking
  •  38 días en la montaña...    TOTAL 58 días.
Pero, aunque no soy de extenderme mucho en mis explicaciones tampoco voy a ser tan breve.

Como ya podéis imaginar una expedición de este tipo no se piensa en un momento ¿o sí?, ni se organiza de un día para otro.

Todo empezó cuando recibí un mensaje desde Pakistán de mi amigo Manzoor, Director Gerente de la empresa  Karakoram Tours Pakistan , en el que me preguntaba si conocía a un alpinista español llamado Sergi Mingote porque éste le había pedido presupuesto para una expedición. Le contesté que sí le conocía y poco después llamé a Sergi para que me explicara su proyecto. Estuvimos hablando un rato y me dejó caer la posibilidad de ir juntos. 

La verdad es que en mi cabeza estaba fraguando una expedición a un ochomil en Nepal, pero lo que Sergi me propuso era intentar dos ochomiles, el Broad Peak (que ya intenté en el año 2014) y el K2.  Eso suponía volver a Pakistán por 4º vez, lo que no entraba en mis planes, pero también volver al Broad Peak, lo que me daría la posibilidad de quitarme la espinita del 2.014; aunque lo que de verdad me sedujo de su proyecto era poder intentar el K2.


Carlos en el CB BP, al fondo el K2.

Creo que no tardé más de un día en llamar para decirle que contara conmigo.

A partir de ahí lo de siempre, contactar con la agencia de Pakistán, pedir presupuestos, sacar billete de avión, preparar material, entrenar, conseguir el visado...

Al final seríamos 4. Sergi, dos amigos suyos (Pep Vega y Lluis Cortadellas) y yo.




Por fin el día 12 de junio salimos desde Barcelona y después de unas 6 horas y media llegamos a Doha donde hicimos escala de 2 horas para continuar otras 3 y media hasta Islamabad. Llegamos a las 8 de la mañana del día 13.

Nos recibe Manzoor (KTP) y el sofocante calor que hace en estas fechas por lo que nos vamos directos al hotel donde podemos descansar del viaje y disfrutar del aire acondicionado.

Al día siguiente volamos hacia Skardu y de esa manera evitamos 2 días de circular por la temida "Karakorum Highway". En Skardu preparamos los petates para el trekking y realizamos las compras de última hora.

Sobre el traslado en todoterreno a Askoli y el trekking hasta el campo base del Broad Peak no me extenderé ya que es igual al realizado el año 2014 y en este mismo blog podéis ver la descripción de la ruta y diversas fotos. Solo decir que en esta ocasión tuve algunos problemas de salud, casi todos los días sufría vómitos y me encontré bastante débil. A pesar de esto, el día 22 llegamos al campo base con buen ánimo y ganas de empezar el ascenso lo antes posible.




CB del Broad Peak

El día a día de la expedición ya os lo ha contado Victoria en el blog así que no voy a repetirme, simplemente voy a intentar transmitiros mis sensaciones durante esta aventura que aunque no pude rematar con las cumbres previstas, ha sido muy gratificante.

El proyecto inicial era subir dos ochomiles en la misma temporada (Broad PeakK2). Para ello pensamos en utilizar el trabajo a realizar en el Broad como aclimatación para después dirigirnos al K2 en un ataque directo.

PRIMERO: BROAD PEAK

Recordaba perfectamente la ruta de ascenso ya que la intenté en el 2014 y me quedé muy cerca de la cumbre. Quizás por eso en mi mente tenía la sensación de total convencimiento de que esta vez podría llegar a la cima sin demasiados problemas, pero la montaña no estaba en las mismas condiciones, ni yo tampoco...


Nubes bajas
Nubes altas
Nubes por todos lados... y así muchos días.


Este año lo que ha marcado las expediciones en Pakistán ha sido la climatología. Ha hecho un tiempo "raro", con muchas nevadas, lluvia, no mucho frío y pocos días de buen tiempo. Todo esto hizo que las montañas de la zona se cargaran en exceso de nieve con el consiguiente peligro de  aludes , algunos de ellos realmente espectaculares.



CB Broad Peak con mal tiempo


Entre los cuatro que éramos, rápidamente me di cuenta de que se formarían dos equipos diferentes debido al ritmo de ascensión de cada uno de nosotros. Por un lado Sergi y Lluis los más rápidos y por otro Pep y yo. Esto no es algo extraño en este tipo de montañas ni supone falta de compañerismo ni nada parecido. En estas altitudes cada uno debe seguir su ritmo para poder tener opción a cumbre.

Durante los diferentes ascensos y descensos entre campamentos para aclimatar antes del ataque a cumbre pude comprobar que mis compañeros estaban fisicamente mejor que yo, que en el 2014 iba mejor y que de vez en cuando seguían las molestias estomacales que me producían vómitos y fuertes dolores. Todo esto no ayuda mentalmente cuando estas afrontando un reto de esta categoría. Además, durante los días de aclimatación nuestro amigo Pep, por diferentes razones que no viene al caso, decide retirarse y se va del campo base el 8 de julio. Esto, que por si solo no tiene mayor importancia, también me afecta ya que el equipo que pensaba formar con Pep se ha ido al traste. Y por si fuera poco, un porter de altura (con el que podría haber intentado subir) sufrió un accidente subiendo a Campo I y tuvo que ser evacuado en helicóptero.




Subida a C1, cargada de nieve y con restos de avalancha reciente.

Subida a C1, podemos apreciar los restos de avalancha en la ruta
Subida a C1

C1, nosotros teníamos las tiendas en la parte alta.
Sebastián y Juan Pablo del equipo argentino, nuestros vecinos.
C1 con mal tiempo


K2 desde C1

Subida de C1 a C2
Campo 2

Teniendo en cuenta todas estas circunstancias quizás la mejor opción era abandonar y en algún momento se me pasó por la cabeza, aunque finalmente decidí intentarlo. Pensé subir hasta Campo III y según viera la meteo y mis posibilidades seguir hasta la cima, pero poco antes de llegar al Campo III me di cuenta de que no iba todo lo bien que me hubiera gustado, estaba subiendo demasiado lento y llegaría al Campo III tarde y muy agotado, de esa forma no tendría ninguna posibilidad de éxito. Además, las previsiones meteorológicas no eran nada buenas para los próximos días. 


Tras una parada para pensar con tranquilidad decidí volver a Campo II y bajar al día siguiente hasta el Campo Base para centrarme en el intento al K2


Salida de C2 a C3. A la izquierda se aprecia la huella
Subida a C3

Mientras, durante esa noche, Sergi y Lluis han salido hacia la cumbre. Al final solo Sergi lograría pisarla, Lluis llegó a unos 8025 m y tras recibir información de Sergi sobre el tiempo que le quedaba hasta la cumbre decidió regresar. Al llegar al Campo Base nos dimos cuenta de que tenía congelaciones en el dedo gordo del pie izquierdo. Para él suponía no solo el fin del intento al Broad Peak, también al K2.



Arista final y cumbre del Broad Peak, fotos cedidas por Sergi Mingote.

El asalto al Broad Peak había terminado con el éxito de cumbre de Sergi. 


Y ¿cómo viví yo esta experiencia en el Broad Peak? 

Pues en resumen, con muchos altibajos emocionales.

Como os dije antes, quizás fui con demasiada confianza y este año no ha sido como todos. Ha sido un año muy duro tanto en la fase previa a la expedición por circunstancias personales que ya os ha contado Victoria, como por las condiciones meteorológicas y un poco de mala suerte  que hacía que siempre me quedara rezagado, perdiendo mi oportunidad.

Pero también ha sido una expedición que me ha servido para ilusionarme de nuevo, donde se ha fraguado una amistad verdadera entre todos y hemos funcionado como un equipo compacto, donde hemos vivido emociones muy intensas como los momentos donde no podíamos comunicar con  el checo Jan y la meteo era realmente mala. Un año con muchos días atrapados en el Campo Base sin que surgiera ningún conflicto entre el equipo, todo lo contrario, sirvió para afianzar aún más nuestra amistad.

Con situaciones excepcionales como el rescate de Rick Allen y donde sí ha habido accidentes mortales que nos recordaban nuestra fragilidad y la dureza de lo que estábamos haciendo; pero también ha habido muchos momentos buenos de confraternización y alegrarse de los éxitos propios y ajenos.

Mucha gente abandonó la montaña sin tan siquiera intentarlo o poco después cuando comprobó la dureza de sus condiciones este año y yo me quedé y lo intenté. 

¿Decepcionado?  Sí, porque no creo que vuelva a intentar esta montaña.

¿Desilusionado? Nunca, ha sido una lucha dura, con la montaña y conmigo mismo. Las cosas han salido así y esto solo es el principio de muchos nuevos proyectos con renovado entusiasmo.


Como el relato me está quedando un poco largo, os pondré la 2ª parte en otra entrada que publicaré muy pronto. 

Os dejo con un video resumen de lo que ha sido mi actividad en el Broad Peak este año, dura unos 5 minutos y es demasiado grande para publicarlo aquí así que lo pondré en Facebook, os dejo un enlace  por si lo queréis ver completo y os lo resumo y fragmento en dos partes.




PARTE 1



PARTE 2


Siguiente objetivo: el K2.

Carlos Garranzo